MARK RYDEN

Combinando temas de la cultura pop con técnicas que recuerdan a los viejos maestros, Mark Ryden ha creado un estilo singular que difumina los límites tradicionales entre el arte alto y bajo. Su trabajo llamó la atención por primera vez en la década de 1990 cuando introdujo un nuevo género de pintura, el “surrealismo pop”, que arrastró a una gran cantidad de seguidores en su estela. Ryden superó las estrategias surrealistas iniciales al elegir temas cargados de connotaciones culturales.

El vocabulario de Ryden va de críptico a lindo, trazando una delgada línea entre el cliché nostálgico y el arquetipo inquietante. Seducido por sus superficies infinitamente detalladas y meticulosamente vidriadas, el espectador se enfrenta a la yuxtaposición de la inocencia infantil y los misteriosos recovecos del alma. Una sutil inquietud habita en sus cuadros; el trabajo es dolorosamente hermoso ya que insinúa cosas psíquicas más oscuras debajo de la superficie del kitsch cultural. En el mundo de Ryden, las chicas querubines se codean con figuras extrañas y misteriosas. Los marcos bellamente tallados dan a las pinturas una exuberancia barroca que agrega gravedad a sus temas enigmáticos.

El artista afirmó: “La pintura original ha estado en la colección de Lio Malca en Nueva York desde 2005 y gracias a su continuo apoyo, ha sido incluida en algunas de las exposiciones más importantes de mi obra hasta la fecha. Lio ha sido un gran partidario de mi trabajo y fue un placer pensar en una forma de, de alguna manera, incluir este trabajo en Casa Malca. Debido a los desafíos de seguridad y las condiciones climáticas, la mejor manera era instalar una impresión de gran tamaño para exhibirla en Tulum. Entonces autoricé y regalé esta pintura a Lio ”.